Las preguntas que un entrevistador no debe hacer en una entrevista de trabajo

Las preguntas que un entrevistador no debe hacer en una entrevista de trabajo tienen que ver mas que todo a interrogantes sobre tendencias políticas y religiosas; igualmente debe abstenerse de hacer preguntas de corte racista, o sobre tendencias sexuales, de igual manera no debe hacer en la entrevista como es la vida en pareja del entrevistado y en fin no debe formular ninguna pregunta que comprometa la honestidad, la moral y las buenas costumbres de la persona entrevistada.

En toda entrevista de trabajo llega el momento oportuno en que se establece cierto desbloqueo de las tensiones del comienzo de la conversación informativa, donde ya la relación fraterna entre las dos personas se hace mas llana y sincera; lo que podría llamar a confundir las relaciones de una u otra manera en perjuicio del resultado de la entrevista, al crearse una tensión entre las dos personas que no es beneficiosa para ninguna de las partes.

Un buen entrevistador no hace preguntas sobre tendencias políticas

Se comienza la entrevista y después del saludo formal y algunos comentarios sobre la vida cotidiana, un buen entrevistador no hace preguntas sobre tendencias políticas que puedan dar al traste con los resultados de la conversación, porque es una situación de orden muy personal que compromete a la persona a guardar en secreto su tendencia en el ámbito político.

Un entrevistador avezado en estas lides se abstiene de hacer preguntas sobre orientación sexual

La  entrevista se desarrolla en una buena oficina, el ambiente se muestra acogedor y agradable, se observa el gusto refinado de la sobriedad de los detalles e incluso hay ese toque mágico del perfume de marca, pero de todas maneras un entrevistador avezado en estas lides se abstiene de hacer preguntas sobre orientación sexual porque la entrevista puede terminar muy mal y no cumplir su cometido de lograr una buena captación de personal calificado.

En una entrevista se debe evitar preguntas de corte racista

La entrevista se desarrollará en un ambiente totalmente informal porque tanto entrevistador como entrevistado se conocen en una fuente de soda y aprovechan la oportunidad de llevar la entrevista en un lugar con menos formulismos, y todo iba fluyendo bien pero en una entrevista se debe evitar hacer preguntas de corte racista porque eso puede herir sentimientos o fomentar fobias nada recomendables en el resultado de esa informal entrevista.

El entrevistador no debe hacer preguntas sobre inclinaciones religiosas

Una entrevista comienza formalmente con un apretón de manos y conociéndose se hacen las primeras indagaciones de índole general, preguntando cosas triviales que no representan ninguna determinación buena o mala, pero el entrevistador no debe hacer preguntas sobre inclinaciones religiosas, porque peca de intromisión en asuntos muy  personales, que para nada beneficial al buen desarrollo de la entrevista y por ende al resultado de la misma, ya que va a inclinar la balanza de la escogencia de la persona entrevistada de una forma sesgada.

Un buen entrevistador debe utilizar sus conocimientos psicológicos para detectar

Un entrevistador veterano no debe preguntar sobre temas íntimos que no tienen nada que ver con la entrevista, cosas relacionadas a si te gusta comer mucho o a salir de farra, o si te gusta tomar tragos; en fin un buen entrevistador debe utilizar sus conocimientos psicológicos para detectar con solo mirar al candidato a entrevistar si esta dentro del perfil requerido por la empresa que desea contratar personal.

Solamente le bastaría observar al posible empleado para conocer su lenguaje corporal, sus gestos y su vocabulario para darse cuenta si vale la pena entrevistarlo; de todas maneras  los entrevistadores deben tener sumo cuidado de no caer en los alcances del artículo 14 de la Constitución Española, que reza que todos somos iguales ante la ley y no debe existir discriminación de ningún tipo.

El entrevistador no puede hacer preguntas personales

El entrevistador no puede hacer preguntas personales que tengan que ver con estatura, con obesidad, con discapacidad; debe evitar por todos los medios hacer preguntas sobre nacionalidad del entrevistado y mucho menos preguntarle sobre su raza como por ejemplo donde nació o de donde son originarios sus padres.

El entrevistador debe evitar preguntar al entrevistado asunto relativo a su peso

El entrevistador debe evitar preguntar al entrevistado asuntos relativos a su peso, su altura y si desea tener hijos o no, esto con la idea de acabar con cualquier condición de discriminación laboral, que pueda poner en peligro la buena reputación de la empresa y ser acusada de prácticas discriminatorias de cualquier índole que  puedan afectar la buena imagen de que goza la compañía entre los miembros de la sociedad.